Free Hosting

Free Web Hosting with PHP, MySQL, Apache, FTP and more.
Get your Free SubDOMAIN you.6te.net or you.eu5.org or...
Create your account NOW at http://www.freewebhostingarea.com.

Cheap Domains

Cheap Domains
starting at $2.99/year

check

Pichiwulf

El osado Payaso,
descansado y dispuesto,          a afrontar enemigos
despertó esa mañana,             cuando el calvo sol quiso 
reflejar en su lágrima           los magnánimos rayos 
que alumbraban a Edacval.        Perpetró una sonrisa 
el egregio Payaso                estropeada y siniestra  
en mitad de su cara.             ¡Que Pichito bendiga 
al afable Payaso!                ¡Se bendiga a sí mismo           
el Señor Poderoso!               ¡Su misión se encomiende 
a la Cándula  Magna!         
 
Levantóse Pichito                 de su humilde morada
Y ante el húmedo espejo           pronunció unas palabras
-pues recién se bañaba?:          ``En mis dones confía, 
mucha gente de Edacval            desde aquella batalla               
en que a Blimviz los ojos         arranqué con mis manos 
y a un horrible micoso            desprendí de su almohada''
Sus palabras no erraba            el muy noble Payaso, 
pues no había en Edacval          ningún ser que negara 
su vigor, su entereza;            su  energía sobraba.                    
 
Decidióse Pichito                 a comprar aquel globo 
Y con no poco esfuerzo            consiguió inflar su espada.
Adversario terrible               en las calles heladas 
lo aguardaba aquel día            en que a Él se enfrentaba. 
No tardó en tropezar              -con su traje de guerra-  
con Corchito el Pequeño           su feroz enemigo.
 
Largas horas lucharon             y ninguno caía 
-el temblor no aflojaba           sus humildes patitas- 
y Patitas lloraba                 y comimos paella
y el sudor de Pichito             resbalaba en su cara. 
Pero quiso el destino,            el Señor Poderoso 
Que Corchito mordiera             la ridícula espada. 
No tardó en elevarse              por el aire impulsado;  
con el globo llegó                hasta Altunia dorada        
Y Pichito orgulloso               afirmó que su aliento, 
que una fuerte patada,            que el favor de los dioses, 
a su peor adversario              al final derrotaban.