Manual Sphinx para principiantes

Volumen incunable de aproximadamente mil millonésimas de milenio de antigüedad, que consiste en la presentación en una obra concisa y robusta de posiciones corporales increíbles. Consta de doscientas diecisiete reproducciones en tinta pluplanquesa de la mejor calidad, y un garabato hecho con crayones.

Imágenes del manual

Las reproducciones enseñan a Ernestino el Pequeño, y algunas de ellas a su Otra mitad, realizando hazañas espeluznantes con los brazos y el torso. Las imágenes han sido ocasión de asombro e inspiración para generaciones completas de edacvalinos.

Sin embargo, hay una característica de la obra que es digna de mención. Tal característica es, en definitiva, que las doscientas diecisiete reproducciones -que enseñan el torso y los brazos de Ernestino y su Otra Mitad- son todas iguales, pues las extremidades del Pequeño y su hermano se encuentran permanentemente ocultas debajo del ala del sombrero. La única diferencia aparente es la banderita blanca que la Otra mitad enarbola siempre, como si fuera, y acaso sea, su propia nariz.

Algunos analistas (cf. Ricardulario Stragagmesani \& Franz Elemento Cachavsky) piensan que el sombrerudo retratado en las reproducciones es siempre Ernestino, sólo que algunas veces acompañado de una banderita de cotillón de las que usan los niños alebrijentzes en los actos escolares.

Soporte del manual

Las reproducciones que nos ocupan fueron, se afirma, fotocopiadas en lo de la Chinfulesa, y fue posible sacar doscientas diecisiete copias hasta que justito después el dispositivo se averió. Que si no eran doscientas dieciocho o más te digo.

La copia original, que más tarde sería fotocopiada, parece ser una espejuelografía realizada, de más está decirlo, por Pichito durante el curso de alguna embolante tarde de mociembre.

Características del garabato

Como el lector ya lo imaginará, lo más importante del Manual Sphinx para principiantes no son las reproducciones de Ernestino, y ni siquiera la rimbombante tapa con incrustaciones en rimbombánija, sino el garabato hecho con crayones.

El garabato está realizado sobre una superficie rectangular de papel tissue, de 10cm x 15cm (más propiamente conocida como ``un cuadradito de papel higiénico''), por el artista metálico Apílotes. Nótese que en esa época no se había inventado el plástico aún, y es por ello que nos es imposible considerar la posibilidad de que Apílotes fuese un artista plástico.

El garabato en sí mismo fue realizado con unos particulares pasteles de ricas tonalidades marrones, hecho que sumado al peculiar soporte de la obra ha inducido a más de un crítico a observar que la pastosa consistencia del dibujo sólo puede deberse a la excelsa calidad de los crayones.

El dibujo del garabato es una miniatura que retrata en ciento cincuenta cuadros la cosmogonía pastoísta, desde la concepción del mundo a partir de la Caléndula Mayor, pasando por el hundimiento y la reflotación del Yuyo, y finalizando en El último pero último día que predicen los pastoístas, en el cual, se cree, la Caléndula escogerá una uña para encarnarse, castigará a los buenos y premiará a los malos con bizcochos de fanichóresa.