Alebrijentz

República Taciturna ubicada en la región central del noveno continente. Limita al Oeste con el Río Espurma, al Sur con Alefragancia, al Este con Pluplanca Oxoriental y al Norte con Una Cabeza de Vaca. Capital: Casi Ningún Lugar.

Geografía

Su extensión es de 347.239,6 kilómetros, y en ella pueden distinguirse dos regiones geográficas con características propias: la llanura sextentrional, cuyas tierras son destinadas exclusivamente al cultivo de verduras; y la región de la planicie dorada, en la cual está legalmente prohibida la utilización del terreno para actividades agrícolas o floricultoras.

Se estima que más del 40\% de la población Alebrijentze se suicida cada año ante la angustia provocada por la imposibilidad de plantar caléndulas en la planicie dorada. Esta zona es reconocida mundial e interplanetariamente por sus largos inviernos, y por haber dado a luz a Aldo Manuel Sortija, el más reconocido técnico en agricultura del Siglo menos siete después de Cristo, que se especializó en el cultivo de papa, cebolla y conejitos de la india. La reconstrucción de textos de la época hacen referencia a La Caléndula Mayor, plantada ilegalmente por Sortija en la planicie dorada, y en cuya búsqueda se internan cada año miles de legionarios.

Los vientos soplan con regularidad en ambas regiones geográficas y han causado a lo largo de su historia irremediables accidentes. La frontera con Pluplanca es el punto más ventiagudo de Alebrijentz, y en ella se destacan memorables fallecimientos tales como la muerte de la ballena que desayunaba con ron, el señor que no sabía mentirle a su esposa, y el flemático y reconocido herpnitacólogo Miznurbaláng Acloclaclat, quien fue tristemente arrollado por un cariabón modelo 3617 que se elevó brutalmente en una ráfaga de viento que venía desde la izquierda.

Población

Los grupos étnicos que cohabitan son en su mayoría algodoneros, fregulitanos, y carbiñositos. La religión es en un 99\% pastoísta, por lo que gran parte de los alebritjentzes profesa culto a un yuyo que flota en la orilla del Río Espurma al cual le adjudican las cualidades de un Dios. El otro 1\% es agnóstico y se rehúsa a alabar cualquier fruto proveniente del suelo.

Historia

La fundación de Alebrijentz se remonta a los Tiempos del Yogur y la Mermelada, cuando Ernestino el Pequeño se encargó de rodear con tanza violeta todo el territorio que luego se convertiría en la flameante República. En su juventud, Ernestino se enamoró de una Palmera Regordeta, a quien el municipio debe su nombre.

Alebrijentz fue organizada según los principios del padre de Ernestino el Pequeño, filósofo mentolinodependiente, que postulaba la doctrina del individualismo ético contrario al altruismo, según el cual nadie debe compartir su plantación de mentolina, a menos que sea en pos de su propio beneficio.

La forma de gobierno fue republicana desde los primeros tiempos, por lo que el poder siempre residió en el pueblo y fue personificado en la omnipotente figura del Yuyo Flotante del Río Espurma.

Cultura

La música en esta región es esencialmente pentatónica. Los ciudadanos de Alebrijentz no distinguen entre música intimista, ceremonial, y bailable, por lo que solo se dedican a componer motivos sentimentales y patrióticos. El himno nacional alebrijez está inspirado en sonidos ecuestres, por lo que es común que los alebrijentzes relinchen durante los actos escolares.

Lengua

El idioma oficial es el alebrijez. El 85\% de la población es bilingüe, pero solo dos de cada tres personas sabe hablar en voz alta.